Años luz


Título
Años luz
Light Years

País Argentina - Brasil - España - México - Portugal - Holanda - Estados Unidos
Año 2017
Duración 75’
Formato de filmación Digital 2K
color color
Dirección Manuel Abramovich
Guión Manuel Abramovich
Fotografía Manuel Abramovich
Edición Iara Rodríguez Vilardebó
Dirección de arte
Sonido Sofía Straface
Música
Reparto Lucrecia Martel
Producción Rei Cine
Distribución Rei Cine

SINOPSIS
Un retrato documental de Lucrecia Martel durante el rodaje de Zama, su aclamada adaptación de la novela de Antonio Di Benedetto.

A documentary portrait of Lucrecia Martel during the filming of Zama, her acclaimed adaptation of Antonio Di Benedetto's novel.

Tardaríamos mucho en encontrar otra cinta además de Zama, que haya motivado tanta inquietud para la elaboración de otras obras paralelas a su creación. La más reciente de Lucrecia Martel, además de ser punto de partida para la escritura de El mono en el remolino de Selva Almada —unas notas sobre el rodaje—, ha ocasionado que Manuel Abramovich filme una película que retrata a Lucrecia mientras rodaba su adaptación de la novela de Antonio Di Benedetto.

El ejercicio, que se titula Años luz, surge a raíz del primer intercambio de correos que tuvieron Lucrecia y Manuel. "Te pido disculpas si todo esto te parece absurdo", le dice Abramovich en el primer intento para convencer a Martel sobre la idea de filmar en el rodaje de Zama; "Yo estoy a años luz de poder ser la protagonista de una película", le responde ella en tono humilde. En evidencia, la idea se concreta y a pesar que inicialmente el acuerdo era que Manuel pudiera estar en el rodaje una semana, termina por permanecer más tiempo y retratar un perfil de Lucrecia que pocos conocen.

Reflexiva, pausada a la hora de tomar decisiones, conversadora con sus protagonistas y siempre concentrada en el rodaje, a Martel se le observa serena, se le escucha elocuente y precisa en sus instrucciones; natural resulta que Daniel Giménez Cacho tenga una clase de papel secundario en Años luz —es el protagonista de Zama y el principal interlocutor de Martel—. Cuando están juntos, a ambos parece no interesarles la presencia de la cámara de Abramovich e incluso por momentos es verdad que se hayan olvidado de ella, no lo sabemos.

La cinta termina siendo una suerte de documental con toques de ficción. Primero, porque Martel, aunque nunca voltea a la cámara, sabe de la presencia y de las intenciones de Abramovich; luego, porque hay momentos en que se filma la misma escena de Zama pero desde otra perspectiva. Secuencias alejadas, sobre todo en cuanto al poderoso diseño sonoro que resultó tener la película de Lucrecia, pero que permiten ver el perfil de director de ficción que tiene también Manuel'.

A final, Años luz se parece más a un retrato de cómo filma, habla y se comporta Lucrecia Martel cuando rueda sus proyectos, que a un simple making of de Zama. En tal caso, la película toma otro nivel de universalidad y no se queda en un simple retrato de construcción.

Luis M. Rivera

SALAS Y HORARIOS
Jueves 01 de marzo
Sala Julio Bracho- CCU
17:45 Hrs

Sábado 03 de marzo
Cinemanía Loreto
19:00 Hrs    


EN LA MISMA SECCIÓN

MANUEL ABRAMOVICH
Años luz (2017), Soldado (2017), Solar (2016).

FESTIVALES Y PREMIOS
2017 Festival Internacional de Cine de Venecia; Festival Internacional de Cine de Mar del Plata; Transcinema Festival Internacional de Cine Lima.